Cocinas Reales

Cocinas de hoy y de siempre

COCINA DE MARÍA PULGAS

«Resilencia: Capacidad de superar dificultades y dolores emocionales, saliendo fortalecido. Una persona resilente comprende que es el arquitecto de su propia alegría y su propio destino»

En ese universo paralelo que es Instagram, en el que la mayoría de la veces gana por goleada lo impostado a lo real, plagado de bots en busca de seguidores ficticios y en el que es necesario apartar mucha paja para encontrar algún tesoro escondido, tengo que reconocer que a veces, solo a veces, merece la pena bucear en ese mar de irrealidades para toparte con la maravillosa cuenta de @mariapulgas y que yo recomiendo encarecidamente, ya que estoy segura que os encantarán todos sus bonitos y originales trabajos de restauración. Hay que ser muy sabi@ para saber darle una segunda oportunidad a unos muebles o cacharros que en la mayoría de los casos nosotr@s los hubiéramos desechado sin ningún tipo de miramientos, pero que gracias a ellos vuelven a cobran otra vida, eso sí sin perder su esencia. Su máxima; «reutilizar, reinventar, reciclar, cuidar los recursos» en definitiva «ser responsables».

Leer más

INFUSIONES Y SORTEO

» Una amistad es como una taza de té. Debe ser clara, transparente y debe verse el fondo» Refrán chino.

La semana pasada cuando pasaba y me recreaba por uno de los pasillos de unas de mis tiendas favoritas que hay en un centro comercial, dedicada a la decoración del hogar y en concreto al menaje de cocina, mis ojos se posaron un bonito y alegre bote para las infusiones. Fue amor a primera vista, no lo niego. Durante un rato mantuve una dura pugna conmigo misma porque la verdad es que ya tengo una lata muy vintage, en las que guardo mis preferidas.

Pero mis pies seguían clavados frente al bote de cerámica. No podía dejarlo allí. Pero claro que iba hacer con otro, no tenía sentido, ni espacio en mi pequeña cocina. Me alejé, deleitando mi vista en otros bellos artículos, pero no conseguía quitarme de la cabeza el dichoso bote. Y obedeciendo a un impulso irrefrenable, (aunque tengo que confesar que ofrecí poca resistencia) y tal y como dijo Oscar Wilde «puedo resistirlo todo menos la tentación», lo cogí con ambas manos, con cierto temor a que se me escurriera de ellas, mientra pensaba «mío por fin». Pero lo cierto es que lo será por poco tiempo, pues he decidido sortearlo por lo que finalmente será para algun@ de vosostr@s.

Leer más

PLANTAS DE LA NAVIDAD

«Las flores son hermosos jeroglíficos de la naturaleza con los que nos indica cuanto nos ama.» J.W.v. Goethe

La maravillosa naturaleza nos anuncia la Navidad sin la necesidad de rótulos de neón ni de luces de colores. Cuando la flor de pascua o Poisentia (Euphorbia pulcherrima) hace su aparición podemos decir que ya es Navidad. Es la planta que mejor la simboliza (con permiso del acebo) y cuando se acercan estas fechas es raro el hogar que no cuenta con ningún ejemplar, lo que hace que sea una de las plantas en maceta más vendida en todo el mundo. El rojo intenso de sus hojas son todo un reclamo para los amantes de las flores, y es la más solicitada, aunque puedes encontrarla con las hojas de color amarillo o blancas, que no por ser tan usuales como las rojas resultan menos atractivas. La poisentia no requiere de grandes cuidados pero es importante que los conozcas. Es una planta de interior y el lugar que elijas para ella debe ser cálido, (unos 20 grados es lo perfecto ) pero con bastante humedad en el ambiente. Situarla de manera que reciba mucha luz y que no sea zona de corrientes de aire. En cuanto al riego hazlo únicamente cuando la tierra esté casi seca y con agua tibia a ser posible. No uses fertilizantes durante su floración, solo cuando acabe esta será el momento propicio para hacerlo.

Mi poisentia del año pasado

Lo que much@s no saben es que la planta puede volver a florecer al año siguiente, por lo que debes mantenerla en completa oscuridad durante al menos 12 horas al día, varias semanas (desde octubre hasta Navidad) pues es durante este periodo cuando podemos abonarlas, pero recordad, sólo hasta que florece.


Este año he andado un poco retrasada con mi poisentia, pero por fin luce en un rincón de mi cocina.
Junto con el acebo, la flor de pascua es una de las más reproducidas artificialmente en Navidad. Las piñas que lucen en esta jaula me las trajo hace muchos años mi marido de Valladolid. Yo las pinté con un aerosol dorado.

En este recorrido de plantas y flores no podía faltar una suculenta. Mi agradecido y precioso «cactus de Navidad».

Cactus de Navidad
El mío lo adquirí hace 2 años y después de esquejarlo para reproducirlo…

… luce espectacular y crecido en mi ventana.

La Schulumbergera o también llamada plumas de santa Teresa o Cactus de Navidad cuando florece lo hace con unas bonitas flores en forma de plumas que pueden ser rojas, blancas o rosas. Riégala de la misma forma que se riega a las suculentas, sólo cuando la tierra esté seca, procura que el agua no tenga mucha cal. Esta planta soporta muy bien la humedad pero no así las temperaturas demasiado bajas.

Este ejemplar es joven pero a medida que envejezca florecerá más.

Es una bonita planta de interior que lucirá preciosa si tienes en cuenta estos detalles. La mía luce lozana en el exterior, al abrigo de una ventana situada en el balcón. Hace días que ha comenzado con la floración y cada día descubro nuevas flores que brotan de un color rosa intenso que me tienen extasiada. De aquí a Navidad estoy segura que lucirá repleta de ellas lo que la conferirá de una belleza excepcional.

Acebo

No podía olvidar al acebo, tan tradicional y absolutamente imprescindible en Navidad. Este arbusto de hoja perenne es tan longevo que puede vivir tranquilamente 100 años. Con sus preciosas bayas rojas y sus hojas de forma ovalada con bordes espinosos nos lo hacen fácilmente reconocible. Pero su uso indiscriminado no solo en adornos navideños sino en la fabricación de muebles y en preparaciones medicinales le han llevado a ser un arbusto protegido por estar en peligro de extinción.

Este precioso acebo luce espectacular en el jardín de Lourdes
Da de comer a los pájaros, a los que les resultan muy sabrosos sus vistosos frutos rojos.
Pequeños ramos de acebo adornan la bonita cocina de Lourdes.
La consecuencia de poseer un acebo majestuoso en su jardín es poder adornar la cocina con pequeños ramos.
Esta corona que luce en la puerta de mi casa está confeccionada con acebo artificial. Resulta un bonito sustituto del natural

Te aseguro que el invierno es mucho más llevadero si tienes la suerte de contar con algunas flores propias de esta estación; los resistentes pensamientos y sus variados colores alegran y adornan en el alfeizar de la ventana de mi cocina en el exterior, al igual que lo hacen las pequeñas y delicadas prímulas en el interior.

Prímulas

Las prímulas con sus bonitas flores de variados colores, florecen en invierno eso si tuviste la previsión de plantar sus semillas en primavera. También puedes adquirirlas en establecimientos del ramo. Sólo necesita un suelo bien abonado, con buen drenaje, sobre todo si la tienes en tiesto. Tenla en semisombra y aunque resulta ideal para el interior en invierno procura que reciba luz. Yo las tengo en mi cocina pues en invierno no lleva bien las heladas, a pesar de que aguanta bien las temperatura bajas.

Mis queridos pensamientos.
Como ya he dejado constancia en otros post son baratos y aguantan impertérritos el frió y la lluvia invernal.

Los pensamientos con su variada gama de colores no dejan de ser una de las mejores opciones si quieres disfrutar de ellos incluso cuando la incipiente primavera despunta. Sólo necesitan luz y algo de abono mientras dura su floración. Si tienes la precaución de retirar las flores marchitas y cortar las puntas de los tallos ellos te recompensarán con nuevos brotes de flores.

Todas las estaciones vienen acompañadas con sus propias flores y el invierno también. Nosotros sólo tenemos la «obligación» de disfrutarlas así que para terminar os dejo una reflexión; la naturaleza ha puesto estos increíbles seres vivos para dulcificar nuestra vida, ¿qué otra cosa podría ser si no? Sólo me queda desearos unas muy felices navidades y que seáis muy felices con o a pesar de ellas. Hasta pronto, un beso.

Se me olvidaba, si tenéis fotos de vuestras flores o plantas navideñas no dejéis de enviármelas que yo estaré feliz de publicarlas.

FLORES COMESTIBLES

«Siempre hay flores para aquellos que desean verlas» Henri Matisse

Os habéis fijado lo bonitos y estéticos que resultan todos los postres adornados con flores. De hecho todo lo que esté acompañado por ellas dará como resultado un embellecimiento instantáneo. Tienen ese mágico don.

Seguramente, ya sabíais que algunas flores, no sólo adornan primorosamente algunos platos de cocina, sino que además son comestibles. Y es que todo lo que está relacionado con ellas resulta enormemente apasionante. No dejan nunca de asombrarme, no solo por su belleza y aroma, sino por su versatilidad, ya que pueden ser consumidas en bebidas, sopas, almibares, jaleas, ensaladas, carnes y pescados.

Debemos de tener en cuenta que para poder utilizarlas de modo seguro se hace necesario conocer las que sí son comestibles (no todas las flores lo son) y a ser posible que sean cultivadas o cuidadas por nosotros, ya las tengamos en nuestro propio huerto, jardín o macetas. Las que compramos directamente de la floristería tienen demasiados pesticidas, algo lógico, teniendo en cuenta que hay que preservarlas de todas las plagas y enfermedades a las que están expuestas.

Leer más

COMPRAS PRENAVIDEÑAS

No me puedo creer que otra vez la Navidad esté a la vuelta de la esquina. ¡¡¡Si hace 2 días era verano, y hace cuatro estaba guardando el árbol y toda la parafernalia!!!. Otra vez me ha ocurrido lo mismo que el año pasado, me ha pillado por sorpresa. Una especie de dejá vu que empieza a turrarme un poco. Y para mas inri en el mismo centro comercial. De esto dejé constancia en el post del año pasado del 24 de noviembre «NAVIDAD PREMATURA». Fue entrar y darme de bruces con la Navidad. Tengo que decir que fue totalmente inesperado y confesar que hasta me molestó. «Me revelo, no puede ser, no pienso comprar nada, hasta ahí podíamos llegar, cualquier día de estos nos ponen los adornos navideños en el chiringuito de la playa». (Cosa que seguramente ocurre en el hemisferio sur, donde el verano se extiende entre diciembre y marzo). Tales fueron mis pensamientos, palabrita del niño Jesús. Es este pronto nada inusitado en mí, cuando se acercan estas fechas. Pero que se me pasa en cuanto me doy unos cuantos paseos por los pasillos del citado comercio y de todos los de los demás que están a su alrededor, contagiados también por el mismo «espíritu navideño». Evidentemente y por si lo habíais dudado, compré un par de adornos propiamente navideños, amén de unos cuantos puramente decorativos, para la cocina y el balcón anexo a ella. Aquí abajo os dejo la prueba fotográfica de los mismos.

Esta galleta navideña cuelga de momento en un estante de la cocina a la espera del desembarco de los demás adornos navideños, cosa que ocurrirá en la primera semana de diciembre.
He incorporado algunos adornos a la terracita, que a continuación os detallo…
Compré dos farolas con sus bonitas coronas navideñas…
...junto con un estante, y…
...la flecha. Como veis soy muy inquieta; pruebo y cambio los tiestos. Mañana puede que los recoloque otra vez, quien sabe.
Por fin encontré un pequeño invernadero…
…para proteger a mis minicactus, ahora que el frío y la lluvia azotan a el pequeño balcón. Así reciben toda la luz, pero «calentitos».
¿Veis el cestito, que contiene el oloroso alhelí?…
…forman un binomio perfecto…
… que adorna mi cocina todos los días…
… y que también se vino conmigo.

Alhelí: no requiere de muchos cuidados, luz y una tierra abonada con fertilizante orgánico. Riegos moderados. Aguanta bien las temperaturas altas (no mas de 25º, no así el frío, todo un reto para mí que vivo en el norte,donde le saco a la terracita en cuanto veo que el día se presenta cálido y lo meto corriendo cuando el termómetro desciende. Un maravilloso trajín). Es muy bonita para colocar en los balcones. De maravilloso aroma y pequeñas y atractivas flores, que pueden ser blancas, rosas, moradas o lilas, como la mía. Una curiosidad; las flores se pueden usar como decoración en repostería y son comestibles, con un sutil sabor a mostaza y ligeramente picante.

Y ya me despido con estas pequeñas compras, que han cambiado la fisionomía de la terracita y que me han hecho muy feliz. Gracias por pasar por aquí. Un beso y hasta pronto.