Cocinas Reales

Cocinas de hoy y de siempre

A SIMPLY LIFE

«Crees que te falta todo, y sólo te faltan unas flores para sobrarte todo.» Antonio Porchia

Esta es una de esas ocasiones en las que las palabras ceden su turno a las imágenes, donde la elocuencia de las flores describe mucho mejor la pasión que tengo por ellas y la necesidad de que estén siempre en mi estancia favorita de la casa, que como todos ya sabéis, es la cocina.

En este incipiente octubre, y con un otoño, que este año ha decidido aquí en el norte, ser generoso con unas suaves temperaturas , ha dado permiso para brotar a algunas despistadas flores, tan sorprendidas como yo. Cada día descubro alguna que otra, para mi regocijo, en un jardín que actualmente se encuentra repleto de alegrías. Se ha convertido en costumbre todos los comienzos de otoño que tomen por asalto cada rincón de mi pequeño jardín. Permanecen a la espera y cuando los días comienzan a decaer, ellas saben que ha llegado por fin su turno y ansiosas, salen por doquier, inundando parterres, tiestos y macetas.

Benditas todas las flores, que pintan de colores todos días de mi vida y me recuerdan que todas estaciones son maravillosas oportunidades para recomenzar de nuevo.

Espero que os gusten mis pequeños bouquets, mudos testigos de mi quehacer diario y me despido hasta el próximo post, no sin antes dar las gracias a tod@s l@s que tuvisteis la gentileza de pasar por aquí.