Cocinas Reales

Cocinas de hoy y de siempre

Cocinas Reales

Pensamientos en mi cocina

Entiendo las cocinas como un lugar “premeditado”. Las cocinas pueden ser grandes, pequeñas, luminosas o no. Lo cierto es a veces no se puede elegir el espacio donde estará la cocina y viene impuesta por las circunstancias. Suspirar por una cocina con isla o por una cocina con luz natural porque la tuya da a un patio interior, puede ser legítimo pero nada de esto tiene que significar tener una cocina despersonalizada. Todo lo contrario. La cocina puede ser el lugar perfecto para decorarla sin complejos. Que te apetece poner unas preciosas macetas, no te cortes, todas las que quieras, o poner un espejo, o colgar unas cestas…Las cocinas pueden ser un fiel reflejo de nuestros gustos.

(Página 1 de 8)

COMPRAS PRENAVIDEÑAS

No me puedo creer que otra vez la Navidad esté a la vuelta de la esquina. ¡¡¡Si hace 2 días era verano, y hace cuatro estaba guardando el árbol y toda la parafernalia!!!. Otra vez me ha ocurrido lo mismo que el año pasado, me ha pillado por sorpresa. Una especie de dejá vu que empieza a turrarme un poco. Y para mas inri en el mismo centro comercial. De esto dejé constancia en el post del año pasado del 24 de noviembre «NAVIDAD PREMATURA». Fue entrar y darme de bruces con la Navidad. Tengo que decir que fue totalmente inesperado y confesar que hasta me molestó. «Me revelo, no puede ser, no pienso comprar nada, hasta ahí podíamos llegar, cualquier día de estos nos ponen los adornos navideños en el chiringuito de la playa». (Cosa que seguramente ocurre en el hemisferio sur, donde el verano se extiende entre diciembre y marzo). Tales fueron mis pensamientos, palabrita del niño Jesús. Es este pronto nada inusitado en mí, cuando se acercan estas fechas. Pero que se me pasa en cuanto me doy unos cuantos paseos por los pasillos del citado comercio y de todos los de los demás que están a su alrededor, contagiados también por el mismo «espíritu navideño». Evidentemente y por si lo habíais dudado, compré un par de adornos propiamente navideños, amén de unos cuantos puramente decorativos, para la cocina y el balcón anexo a ella. Aquí abajo os dejo la prueba fotográfica de los mismos.

Esta galleta navideña cuelga de momento en un estante de la cocina a la espera del desembarco de los demás adornos navideños, cosa que ocurrirá en la primera semana de diciembre.
He incorporado algunos adornos a la terracita, que a continuación os detallo…
Compré dos farolas con sus bonitas coronas navideñas…
...junto con un estante, y…
...la flecha. Como veis soy muy inquieta; pruebo y cambio los tiestos. Mañana puede que los recoloque otra vez, quien sabe.
Por fin encontré un pequeño invernadero…
…para proteger a mis minicactus, ahora que el frío y la lluvia azotan a el pequeño balcón. Así reciben toda la luz, pero «calentitos».
¿Veis el cestito, que contiene el oloroso alhelí?…
…forman un binomio perfecto…
… que adorna mi cocina todos los días…
… y que también se vino conmigo.

Alhelí: no requiere de muchos cuidados, luz y una tierra abonada con fertilizante orgánico. Riegos moderados. Aguanta bien las temperaturas altas (no mas de 25º, no así el frío, todo un reto para mí que vivo en el norte,donde le saco a la terracita en cuanto veo que el día se presenta cálido y lo meto corriendo cuando el termómetro desciende. Un maravilloso trajín). Es muy bonita para colocar en los balcones. De maravilloso aroma y pequeñas y atractivas flores, que pueden ser blancas, rosas, moradas o lilas, como la mía. Una curiosidad; las flores se pueden usar como decoración en repostería y son comestibles, con un sutil sabor a mostaza y ligeramente picante.

Y ya me despido con estas pequeñas compras, que han cambiado la fisionomía de la terracita y que me han hecho muy feliz. Gracias por pasar por aquí. Un beso y hasta pronto.

ANOTHER DAY

«Una casa llena de libros y un jardín lleno de flores». Andrew Lang

No hace falta que practiques paracaidismo, vuelo con traje de viento (windsuit) o buceo, para que se liberen tus endorfinas (salvo que te gusten las emociones fuertes, en ese caso lo tuyo es la adrenalina). Y para ser del todo sincera, no me imagino a ningún deportista, de deportes extremos, leyendo este blog. Aunque esto solo puede ser un prejuicio mio pues nunca se sabe. Pero bueno que me voy por las ramas. Pienso que en la mayoría de las ocasiones un buen libro, una conversación pausada, empezar a practicar repostería o cultivar unas flores en macetas y cuidarlas (esto ultimo puede parecer una tarea simple, pero quitar hojas muertas, abonar, controlar plagas lleva tiempo y dedicación)… son aficiones sencillas, que no simples. si la consecuencia es que ningún día de tu vida sea «otro día más». Recordad que la vida no es un día más, sino un día menos. Así que por lo tanto ¡Vivamos y que pase lo que tenga que pasar!.

He vuelto a sacar mis libros de Jane Austen y mi maravillosa «Edad de la inocencia» de Edith Warthon. Leer es otra de mis pasiones.
Cuando se acerca esta época del año en que los días se acortan irremediablemente, necesito de la sensibilidad de estas autoras. ¿Me pregunto si vosotr@s teneis tambien un libro que releeis cada cierto tiempo?🤔
Os presento a mi alhelí, recién llegado del invernadero, de un bonito color violeta y un aroma maravilloso que inunda toda la cocina. El invernadero estaba lleno de prímulas, ciclamens, crisantemos y pensamientos.
Una verdadera locura de aroma inunda la pequeña cocina en este tiempo de prímulas y pensamientos que vaticino que irán incorporándose en días venideros
Leer más

GALLINAS EN LA COCINA

Uno de los objetos decorativos que más me gustan en la cocina son las gallinas. Pero me he dado cuenta de que no soy la única a la que le gustan estos animalitos de granja tan simpáticos. En muchas de las cocinas que he tenido el gusto de publicar he visto que sus dueñas también las tienen.  Por lo que visto el gusto general que existe por ellas, he decidido hacer una p recopilación a la que como vereis he ido añadiendo algunas más que me han ido enviando algun@s cociner@s reales. Espero que os gusten tanto como a mí.

Esta regordeta gallina permanece atenta a todo lo que acontece en la bonita cocina de Anna  que ha tenido la gentileza de enviarme. Si queréis ver una acogedora y personal manera de decorar el hogar, os recomiendo su cuenta de instagram obokdomku.

Estas son las gallinas de madera de Mari Carmen.  ¡Tienen hasta huevos!. Un enhiesto gallo las precede.

Estas cuatro  gallinas “viven felices”  en la cocina de Lourdes.

Leer más

A TODO TRAPO

La alegría «de» una cocina o mejor dicho «en» una cocina se denota en los pequeños detalles, que hacen que su universo sea mucho más acogedor. A mí el tema de «estar a gusto» en esta estancia es algo que me parece tan importante como el hecho de estar cómodo en cualquier otra habitación de la casa. Si en el salón o en el dormitorio nos preocupamos de poner un cuadro, una alfombra o cualquier otro elemento decorativo que nos ayude a crear una ambiente cálido y cómodo», ¿porqué no hacerlo en un lugar como la cocina en la irremediablemente acabas estando?.

Instantes antes de la preparación de un pisto, con el paño de rigor
Leer más

EFECTO DOMINÓ

Cuando decides agasajar a tus amig@s y/o familiares con una comida o cena en tu casa, se supone que sabes y por lo tanto asumes todo lo que lleva implícito, es decir; tiempo para las compras y más tiempo en la cocina preparando el menú elegido para la ocasión y siempre teniendo en cuenta que sea una comida del gusto general y cuidando las particularidades de algún o algunos de los comensales (vegano, intolerancias alimentarias…). A mí personalmente me encanta cuidar la estética en la presentación de la mesa, la colocación del mantel, platos, vasos y cubiertos, todo ello encima un bonito mantel. Estos preliminares me parecen indispensables y si a esto le añadimos unas flores ya solo nos quedará la expectativa de una comida alegre y distendida, pues mucha veces esta es solo la excusa para una reunión, en la que el buen humor será el hilo conductor de la misma y nos reportará unas horas de regocijo y bienestar.

Leer más

Página 1 de 8