Cocinas Reales

Cocinas de hoy y de siempre

Cocinas Reales

PLANTAS

(Página 1 de 4)

FLORES EN LA COCINA, UNA VEZ MÁS

Foto de cabecera gentileza de Claudia de @tierraymano

Con la primavera «ad portas» asomándose tímidamente y autopublicitándose, por todo lo alto gracias a la inestimable ayuda de las flores que crecen por doquier, o si no contemplar a esas intrépidas que crecen entre adoquines, publico una vez más y con el mismo entusiasmo de las gentiles dueñas de las cocinas que hoy me prestan las suyas, una retahíla de flores que ya son todo un clásico en este vuestro blog.

Compruebo entusiasmada como su presencia va «in crescendo» volviéndose indispensables en las cocinas. Antes se consideraba normal verlas en los recibidores de los hogares, así como en los salones y en las salitas de estar, pero raramente se colocaban en las cocinas. Una apreciación, equivocada, de que en estas otras estancias lucían más. Pero a estas alturas estaremos de acuerdo que las flores colocadas en la cocina lucen esplendidas y la embellecen como por ensalmo.

Las flores, indispensables en mi día día me acompañan en silencio, alegrándome e incluso animándome en mi quehacer frente a los fogones. Reitero, en cada ocasión que puedo, mi amor por ellas y no hago distinción entre las de jardín o las silvestres, de hecho si no fuera por estas últimas y mientras mi jardín hiberna, no podría tenerlas durante muchos días en el largo y siempre frío invierno, por lo que agradezco doblemente su presencia y fortaleza.

Estas bellezas amarillas son silvestres, brotan siempre antes de que la primavera sea oficial.

Para que luzcan bonitas no es necesario que sean ramos de floristería, unas sencillas flores del campo serán suficientes para armar un bonito bouquet .

Tampoco es necesario un jarrón, cualquier lata o recipiente puede ser un perfecto receptáculo.

La mal entendida creencia por parte de algunas personas de que las flores cortadas son «cadáveres» es algo con lo que no solo no estoy de acuerdo sino que demuestra desconocimiento de la biología. Posiblemente me meta en un «jardín» al comentar esto, pero considero que es mi obligación dar mi opinión al respecto. Resulta que los vegetales, al igual que las flores, pongamos por ejemplo las acelgas que tanto me gustan, tienen tejidos y células bastante independientes por lo que si las cortamos sin la raíz eso no va a ser óbice para que sus hojas pierdan el agua y los nutrientes, es decir, cuando consumimos las acelgas en pleno esplendor verde, están vivas y obviamente, necesito alimentarme de esas hojas, no vivimos del aire verdad? Esto es extensible a las flores que están cortadas por el tallo que introduciremos en un recipiente con agua, estas flores van a seguir viviendo hasta que agoten sus reservas energéticas y se deshidraten. Por lo que la cantinela de que las flores mueren instantáneamente al cortarlas, no es cierta. Y al igual que las acelgas nutren mi cuerpo, las flores nutren mi alma, a la que recomiendo no descuidar nunca; como nunca hay que arrancar las flores de raíz, además no tendría sentido hacerlo.

Otro ejemplo ilustrativo serían los tulipanes que son perennes y bulbosos y cuando terminan su floración se guardan los bulbos para un siguiente replante. En tu mano y nunca mejor dicho está que los cortes para que luzcan en un jarrón o no, pero aunque cortes sus flores eso no impedirá que el bulbo siga reproduciéndose en posteriores temporadas.

Y hablando de TULIPANES⤵

Rosa pálido y son de Aga de @cosygreyhouse
Fusia y son de Jane de @moorlandcotagge
Y estos son de Mel de @mels_home_and_garden
Por supuesto aquí están los de Violetta de @w.zielonym.zaciscu
Tulipanes amarillos, estos son de Angela de @all_thats_quirky_

Muchas de mis macetas, ya sean de flores o planta sin flor tipo suculentas a pesar de mis desvelos, se mueren. Como las personas muchas plantas y flores tienen un ciclo vital corto y aún consciente de ello, las compro y las mimo, y llegado el momento ellas se mueren de manera natural. Dicho lo cual yo me pregunto, ¿Qué tipo de amante de las flores sería yo si solo compraría o reproduciría las que en principio tienen una proyección de supervivencia más larga? esas macetas de flores caducas que el año que viene no volverán a florecer ayudan a las abejas y abejorros a sobrevivir, solo por eso habrá merecido la pena el dispendio económico y por supuesto el haber estado pendiente de los riegos y abonos pertinentes. Algunas me vuelven a regalar una segunda floración y otras vuelven en la siguiente primavera y otras irremediablemente se marchitan, entendiendo que definitivamente no estaba en mis manos y lo acepto como el inevitablemente ciclo de la vida, aunque eso no le resta que no haga esa aceptación con cierta tristeza.

Tengo la suficiente experiencia con las flores, debido a mi gusto por ellas desde una temprana edad como para saber qué flores resisten más en agua y cuales no merece la pena cortar. Un ejemplo de ello son las amapolas, ya que estas ni siquiera resisten el trayecto del campo a tu casa y hablando de amapolas, porque ¿hay algo más bonito que un campo lleno de amapolas?, sobre todo en mayo que es cuando están en todo su apogeo, pues bien, si le preguntas a los agricultores, te dirán que no las quieren, les resultan indeseables en sus campos de cultivo, ya que las consideran una mala hierba debido a que su ciclo de germinación coincide con el de los cereales, (tod@s tenemos en mente esos campos de trigo teñidos de amapolas) robándoles los nutrientes. Con este ejemplo tan gráfico quiero decir que lo que para unos es hermoso para otro no lo es tanto o nada.

EN JARRAS ⤵

Flores silvestres de Aniu de @mojeaniutkowo.mojeaniutkowo
Rosas y Paniculata en la delicada jarra y tulipanes en la taza de Stefy de @stefy_skin_home
Unas Marygold sobre la encimera y unas varas de oro canadienses dan al amarillo todo su merecido protagonismo y son de Alexandra de @colorolii
Los bellos Lisianthus son de Jane de @malthhousecottage
Bellezas silvestres varias y son de Clau de @tierraymano

EN VASOS ⤵

Lirios en la cocinita de Alexandra de @alexandra.francke
Estas Petunias mexicanas son de Mely de @hogarcafeestilodevida
Estas Anémonas de madera blancas son de Paulina de @moj_cieply_kacik

EN JARRONES DE TODO TIPO, COLOR Y TAMAÑO ⤵

Claveles de Ana de @decohobbie
Estas flores del mango son de mi prima Clara de @claraisabelmedinaasensio
Amapolas rosas y son de Katarzyna de @dom_nad_starorzeczem
Narcisos de Jil de @enchanting_cottage_garden
Estas bellas Cinerarias son de Eva de @madeva_holzliebe
Delicadas rosas en la mesa de la cocina de Anelisa de @anelisamolini
Esta Candela o Jarilla es de la reina Mabel @queenhump

EN TETERAS ⤵

Rosas, tulipanes y paniculata son de María de @polzellamaria

EN LINDAS CAFETERAS ⤵

Rosas amarillas de Sandra de @sandrascasa
Flores silvestres de la Patagonia de Majo de @majomarcoss
Estas Margaritas de colores son de Angel de @caseiricesdaangel

Y HE AQUÍ ALGUNAS DE LAS MIAS ⤵

Y con estas maravillosas Lilas que me apasionan por demás y que llegarán en tropel pronto me despido no sin antes recordaros que este es un blog abierto a todas las cocinas del mundo en el que aquí tenéis vuestro espacio y por supuesto dándoos las gracias por pasar por este rincón.

Doy las gracias encarecidamente a las dueñas de las flores que me las han dejado para ilustrar este bellísimo post donde todo el merecido protagonismo se lo han llevado las flores.

Un beso y hasta pronto.

PRIMAVERA EN LA COCINA

Querid@s cociner@s reales este post dedicado a la primavera viene con retraso, como ella misma, porque a pesar de haber pasado la fecha oficial de llegada, que como tod@s sabemos es el 21 de marzo, a día de hoy no lo ha hecho de forma oficiosa y seguimos sufriendo los rigores de un invierno perfectamente acomodado en un tiempo que ya no le corresponde.

Mayte de @andorinahase con sumo gusto, nunca mejor dicho, nos la anuncia.
El 21 de marzo pasó pero la Primaverá no llegó. Foto de Lourdes de @lou.pmart y su bonito calendario.

Esta hermosa estación siempre se autopublicita en forma de flores, que son siempre su carta de presentación y hoy gracias a las flores, la inmensa mayoría prestadas gentilmente por unas cuantas amigas. Algunas llegan desde el otro hemisferio, ya las disfrutaron y que ahora se encuentran en los albores de su otoño, quiero mostrarlas también, ya que me permitieron disfrutar, y mucho, en el largo y frío invierno que aún hoy, a estas alturas del calendario, se resiste a abandonarnos.

No he podido resistirme a estas «English daisies, flores pequeñas, llenas de felicidad» palabras textuales de Vanessa de @whitelitlleranch

A estas alturas ya habréis vislumbrado que se vienen flores , ya sean del campo o del jardín. Todas bellas y colocadas dulcemente en diferentes recipientes, que por cierto no tienen desperdicio, ya que la imaginación combina siempre maravillosamente con todo y las flores no iban a ser una excepción . Y todas, todas, lucen alegres y felices al amparo de la cocina, porque una cocina con flores tiene mucho más encanto, para mi eso es indiscutible y una regla que cumplo al pie de la letra. En el fondo y en la superficie se trata de eso, de saber ver el encanto de las cosas sencillas que la vida nos ofrece, de cogerlas, de valorarlas y de disfrutarlas.

Apasionada de las flores donde las haya, Paula de @paulahomeideas y para muestra esta fotografía

EN FRASCOS DE VIDRIO RECICLADOS⤵

Alegoría de la primavera por Mayte de @andorinhase es como querer guardar la Primavera para que no se nos escape.

CAMPOS LLENOS DE FLORES⤵

No hay excusas para no tener flores, una vez estalla la primavera, un paseo por la naturaleza nos ofrece este regalo visual. Siempre hay flores para quien tiene ojos y sensibilidad para verlas.

La belleza de las flores cuando la primavera está en plena ebullición, bellamente captada y es de Goka de @salasstarakudeljara
Galantus, Campanilla de inviernoo campana de nieve son el anuncio prematuro de la ansiada primavera y la bella imagen es de Nina de @patinaheim
Estas lindas flores amarillas silvestres aparecieron en el césped de Naty de _amo.mi.casa y ella no quería cortarlo, te entendemos tod@s, ¿quién osaría hacerlo?.

Con los que hacer bellísimos ramilletes de flores silvestres⤵

Esta bella imagen de Mayte de @andorinhase bien podía ser una alegoría de las flores silvestres. Ellas que se ocupan de seguir el ritmo de la naturaleza, verdaderas supervivientes, que sin cuidados especiales y a merced de la climatología luchan por emerger cuando la Primavera aparece.
Y estas otras silvestres son de Goca de @salasstarakudeljara vienen a proclamar que no importa de donde vengas, o quien seas, lucen bonitas para ti , sin remilgos ni boato.
Leer más

HIERBAS AROMATICAS Y ESPECIAS

Foto de cabecera de Tarsi de @tfa68hm

Esta maravilla para los sentidos es una foccacia de Pina de @giuseppina.serra65

Pocos son los platos que no son aderezados con cualquier planta aromática y con el presente post me complace comprobar y mostrar que somos legión l@s que las usamos, nos resultan absolutamente indispensables. Nada más bonito que un atadillo de aromáticas secándose en un rincón de la cocina, o en tiestos para tenerlas a mano y por supuesto, una vez deshidratadas, metidas y colocadas en hileras de botes. Infaltables en las cocinas de tod@s que l@s que cocinamos diariamente y sobre todo para l@s que nos apasiona la cocina.

COLGADAS Y EN ATADILLOS⤵

Manzanilla y Laurel de Verónica de @dulcefrain

En hilera y en atadillos en la acogedora cocinita de Pato de @patoflesckstein
Vicky de @vickyencasa no iba a ser una excepción.
Menta colgando en la cocina de Laura de @lauracasadepaz

Ellas están presentes en mi vida desde mi infancia; siempre de la mano de mi abuela Lucía, estupenda cocinera, con el don de hacer que cualquier alimento, por muy humilde que fuera, quedara delicioso. Afirmo categóricamente que la mayoría de nuestras abuelas tenían y tienen, si aún tenéis la suerte de disfrutar de ellas, un talento especial para la cocina y por supuesto para las aromáticas y especias. Ellas, con lo poco que había en la despensa, eran capaces de hacernos esos exquisitos guisos, sin tantas zarandajas y sin el despliegue de medios que ahora impera, en lo que venía ser una cocina sencilla y discreta, pero mucho arte y nada de artificio. Me pregunto que no serían capaces de hacer ahora que contamos con todo tipo de alimentos, en todas las estaciones y gracias a la globalización. Mi abuela manejaba las hierbas aromáticas y especias como una verdadera alquimista de sabores y que junto a los olores aún perduran y están anclados en mi memoria.

El presente post viene a ser la continuación de un primero que hice al principio de este vuestro blog, en el que os hacía un listado de las más comunes y utilizadas, por lo que si queréis saber más acerca de ellas os invito a leerlo. En él también encontrareis especias que hoy no incluyo porque si no el post se haría eterno y tampoco es cuestión de aburrir al lector que tiene la gentileza de pasarse por este rincón.

Este post lo publiqué hace ya unas cuantas lunas, el 8 de noviembre de 2018, en él encontrareis usos para las hierbas aromáticas y algún sentimiento suelto, lo podéis buscar en el apartado de RECETAS o en la nube de etiquetas que encontrareis a la derecha de cada post con solo buscar «aromáticas».

Las hierbas aromáticas es mejor utilizarlas frescas, pero como eso no siempre es posible, es conveniente tenerlas a mano, ya sean desecadas y, aunque no son lo mismo que recién cortadas ya que pierden aroma y sabor, nos harán muy bien el apaño, ya que no todo el mundo tiene la disponibilidad de tenerlas plantadas en tiestos o en sus propios huertos. Unas las utilizo durante la cocción y otras una vez finalizada o al servir el plato.

Salvia, romero y jengibre de Naty de @natalia.vf08live
Leer más

¿DONDE PONGO LAS FLORES?

«La sencillez consiste en hacer el viaje por la vida, solo con el equipaje necesario» Charles Dudley Warner

La respuesta en mi caso es demasiado obvia, en mi cocina hay flores, ya que son una constante en mi vida, pero compruebo encantada que en muchas de las cocinas que se hayan repartidas por el mundo también forman parte de su cotidianidad, demostrando a la par que disfrutan de ellas que no es necesario gastar grandes cantidades de dinero en un recipiente que las albergue mientras dura su fugaz belleza para que luzcan en toda su plenitud.

Y también demostraremos que una sola flor tiene la capacidad suprema con su presencia y aroma de llenar una estancia.

Ejemplo de como una sola flor, en este caso una rosa de un bello tono pastel aterciopelado logra ser el centro de todas las miradas y esta en concreto pertenece a Marieli de @bymarieli
Y otro más de como una Caléndula es suficiente para lucir encantadora en el frasco reciclado de vidrio que Toni de @home.toni ha tenido a bien colocarle.
Y otro ejemplo más de otra única rosa, en un bello vaso de agua tallado y es de Alexandra de @alexandra.francke

Estaréis de acuerdo conmigo que todo es más bonito con flores, ellas están ahí para quien sepa apreciar su belleza y nosotras aquí hoy para admirarlas.

Por eso una vez más son ellas las protagonistas; las silvestres, las del jardín, las de la floristería, las que nos han regalado y también es protagonista el destacado talento y amor de las dueñas de esas cocinas para embellecer al instante cualquier rincón de ellas, donde la capacidad de improvisación se multiplica y pone de manifiesto en los vasos, las jarras, las cafeteras, teteras, latas… muy propi@s de esta estancia y que sirven de improvisados receptáculos, demostrando una vez más que no es necesario contar con jarrones propiamente dichos para que la flores luzcan y sean el centro de todas las miradas. Algo que podríamos tomar como ejemplo y extrapolarlo a nosotr@s mism@s ¿no os parece?

Mis siempre adoradas Capuchinas, una Hortensia y un Pensamiento en una lata de aceite.

No es la primera vez que dedico un post a estas maravillas de la creación y seguramente no será la ultima, pues observo extasiada, como cada vez más colonizan nuestras cocinas y que son imprescindibles en ese universo cocina que tanto nos gusta y que nos une. A continuación las veréis en un desfile, que ya querrían para sí las mejores pasarelas. Lo comprobareis en algunos de los bellísimos primeros planos y en todas las fotografías en las que ocupan un destacado lugar y además estoy segura que os arrobarán el alma como por ensalmo. ¡Falta nos hace en estos tiempos de quebranto!

Y las bellas Amarilis belladona son de Tarsi de @tfa68hm

Un frasco de vidrio, una puntillita para unas flores improvisadas y ¡qué belleza! y son de Naty de @_amo.mi.casa_

Ferny de @chapada.a.la.antigua

Las tiene en sus bellos enlozados como esta jarra y…
…en la tetera de porcelana de aire vintage y quedan tan románticas.

Podría hacer un solo post con las flores de Marieli de @marieli

Unas bellas flores silvestres, en la bella jarrita, que se lleva todo el cariño porque era de su madre…
Leer más

FESTIVAL DE FLORES EN LA COCINA

El 2 de abril del presente año y con una recién estrenada primavera subí un post sobre las maravillosa presencia de las flores en las cocinas, no en vano la primavera siempre llega precedida de una verdadera explosión de colores, que las flores se encargan de anunciar a bombo y platillo. Es la mejor campaña de publicidad para una primavera que deja en las cocinas un reguero de flores que las embellece al instante.

Y es que no hay nada que me entusiasme más que ver flores adornando una cocina, cualquier cocina. Estos maravillosos seres vivos aportan calidez y belleza a cualquier estancia y es por ello que la cocina no debería ser una excepción. Así que cuando veo que no soy la única que las coloca en la cocina, me entusiasmo sobremanera y me entran unas ganas locas e irrefrenables de publicarlas todasssss. En verdad son un regalo visual que difícilmente puede pasar desapercibido.

A mí me valen todas, ya sean silvestres, del propio jardín, de los puestos de flores del mercado o de la floristería. No tengo predilección por ninguna en particular, pues las quiero y aprecio por igual, soy como una madre que quiere a todos sus hijos, teniendo conciencia de cuan diferentes son. Por eso
este post va dedicado a todas esas amantes de las queridas flores que siempre encuentran un lugar en sus cocinas para colocarlas y por supuestísimo, a las que nos dejan entrar en ellas, «hasta la cocina», para poder disfrutarlas enteramente. Su efimera belleza merece ser captada para ser eternas.

Y ya sin más preambulos; que comience el desfile, en el que las flores silvestres, solas o en compañía, lucen sin complejos al principio del mismo, para luego dar paso a sus congeneres más conocidas.

Leer más

Página 1 de 4