Cocinas Reales

Cocinas de hoy y de siempre

COCINAS EN NAVIDAD, PARTE II MARIMAR

«La Navidad no es una temporada, es un sentimiento». Edna Ferber

Como lo prometido es deuda y tal como os decía en el anterior post de la bella cocinita de Mariela, vuelvo por mis fueros con otra cocinita engalanada de Navidad, esta vez es de la gentil Marymar que ha tenido la gentileza de enviarme sus fotos para que las comparta con tod@s l@s amantes de las cocinas reales.

Estas cocinas merecen ser amadas, sus dueñas sacan tiempo, (ese gran truhan al que tanto cito en este blog), de donde no hay, batallando con las ocupaciones diarias y ciertamente ineludibles para ocuparse que luzcan así de bonitas y de encantadoras, recogidas (arduo trabajo este, ¿verdad amigas? y casi siempre invisible) y que invitan al acogimiento y recogimiento.

Esta cocinita es una cocina de detalles sutiles. Sutil esa esa la palabra abarcando sus sinónimos, delicado, fino, tenue…

El mérito siempre es de las dueñas de estas cocinas y es algo más que poner una cosita mona por aquí y otra por allá. Realmente tienen tan interiorizado el primor por todo lo que hacen que lo incorporan en su cotidianidad como si tal cosa. Es por eso que me gusta mucho la cocinita de Marymar, no solo en Navidad, que también. Me gustan sus detalles, su manera de manejarse en ella, resumiendo; su impronta. Pero permitirme que reseñe algo, no quiero que se me pase por alto, y es que ese saber estar o poner, lo hace para su solaz. Indiscutiblemente también para las personas de su entorno más querido, es una mujer amorosa y amable por demás, pero cuenta con el plus de ese toque auténtico de las personas que como antes os citaba, lo hacen para sentirse a gusto consigo misma y no de cara a la galería. Todo un soplo de aire fresco en este mundo que se ha vuelto muy de posar y muy artificioso con tanto photoshop. Demasiada impostura para mis gusto. Necesito gente real, tangible, a quien abrazar en sentido literal y figurado en su perfecta imperfección.

Lastimosamente llegamos al fin de esta cocinita, pero si queréis saber más de ella y del personal estilo de Mary Mar @marymarfe os emplazo a que paséis por su cuenta para seguir deleitandoos. Gracias querida Mary, siempre gracias, otro abrazo que se va a esta vez a la bella Venezuela.

Por mi parte poco más que decir, que aquí en el norte el invierno ha presentado sus respetos en forma de lluvia casi diaria con una bajada de temperaturas que ha hecho que desempolvemos definitivamente plumíferos, chaquetones y botas, en fin nada que la primavera no arregle. Besitos, muchos abrazos y se me cuidan. ¡Salud amig@s, porque con ella todo es posible!