Cocinas Reales

Cocinas de hoy y de siempre

COCINAS EN NAVIDAD, PARTE III MONICA

«La amistad no se agradece, se corresponde.»

Comienzo este post echando mano de la RAE para ver como define la palabra amistad y luego dilucidamos.

AMISTAD (no cualquier «amistad») la que va con mayúsculas; «Afecto personal, puro y desinteresado, que nace y se fortalece con el trato.» Hasta aquí todos de acuerdo ¿no? eso sí la RAE no nos pauta o barema la cantidad del trato, no dice si debe ser diario, semanal, mensual. Más bien creo que en este caso más que de cantidad se trata de la famosa calidad. Evidentemente esto va a depender de la importancia que cada un@ le demos a la misma, en ese terreno allá cada cual. Pero lo que está claro es que para que esa AMISTAD perdure tiene que haber cuatro ingredientes indiscutibles e indisolubles: Confianza, Cariño, Respeto y Consuelo. Este ultimo sustantivo es muy importante porque es el que actúa como bálsamo cuando nuestra vida se trastoca, en estos casos la AMISTAD actúa como un potente y efectivo revulsivo contra el mal que nos aqueja. El tiempo hará el resto, pero mientras este pasa lentamente, ese hombro donde llorar son los primeros auxilios de nuestra alma abatida o corazón roto, que para el caso son lo mismo.

Canela y Piero. Ejemplo de cuando la cocina es lugar de acogimiento

Y he ahí donde yo quería llegar, al consuelo (algun@s de vosotr@s ya pensabais que iba hacer una ponencia sobre la amistad). Esta sección se llama desde el principio del blog, LAS COCINAS DE MIS AMIGAS no en vano puedo presumir de tener unas estupendas AMIGAS que han sido solidarias, compañeras y animadoras y por supuesto participes y alentadoras de esta pasión mía por las cocinitas con alma y sentimiento. Y es justo aquí, en este punto, donde pongo el nombre de MÓNICA, la dueña de la cocina de hoy. Me recrimino mi tardanza, a ver si va a ser verdad eso que dicen de la confianza. Es tan linda Mónica, con esa dulzura que caracteriza a las personas amables y cariñosas. Por eso y porque el agradecimiento manda, desde este humilde blog, le rindo mi pequeño homenaje con este post, que hoy lleva nombre propio y lo hago para reivindicar y por lo tanto poner en valor, la AMISTAD, pero de la buena, porque a estas alturas de nuestra vida no nos vale cualquiera.

Entremos ya directamente a la bella cocina de Mónica a la que doy las gracias por tomarse la molestia de hacer y enviarme sus fotos.

Más cerca para ver los detalles, como la nuez con el misterio. ¿os habíais dado cuenta? Seguro que l@s más obervadoras/res sí.

Os dejo unas cuantas fotos más de su Navidad, no en vano ostenta el titulo de reina de los desayunos más bonitos de IG, ya que cuenta con una gran colección de teteras, tazas, lecheras, amén de servilletas y mantelitos, colocados siempre con sumo primor. Su cuenta @mi_vida_en_la_aldea es altamente recomendable, sobre todo si lo tuyo es el gusto por los pequeños detalles, de los que ya habíamos quedado que son los más importantes.

Este post de hoy ha sido una oda a la Amistad, venga de donde venga y en la forma que se presente. Tengo que despedirme, siempre que llego a este punto me invade cierta pena, me llego a encariñar tanto con ellas, algo así como cuando ves una película que te gusta mucho pero que irremediablemente se termina. Me consuela saber que ya la tengo aquí para siempre y que otra cocinita encantadora llegará.

Gracias por pasar y sentaros un ratito en este lugar donde no me canso de repetir tienen cabida todas las cocinitas con alma y sentimiento.

¡Hasta pronto y de mientras se me cuidan mucho!