Cocinas Reales

Cocinas de hoy y de siempre

Cocinas Reales

Etiqueta: flores (Página 1 de 2)

PLANTAS DE LA NAVIDAD

«Las flores son hermosos jeroglíficos de la naturaleza con los que nos indica cuanto nos ama.» J.W.v. Goethe

La maravillosa naturaleza nos anuncia la Navidad sin la necesidad de rótulos de neón ni de luces de colores. Cuando la flor de pascua o Poisentia (Euphorbia pulcherrima) hace su aparición podemos decir que ya es Navidad. Es la planta que mejor la simboliza (con permiso del acebo) y cuando se acercan estas fechas es raro el hogar que no cuenta con ningún ejemplar, lo que hace que sea una de las plantas en maceta más vendida en todo el mundo. El rojo intenso de sus hojas son todo un reclamo para los amantes de las flores, y es la más solicitada, aunque puedes encontrarla con las hojas de color amarillo o blancas, que no por ser tan usuales como las rojas resultan menos atractivas. La poisentia no requiere de grandes cuidados pero es importante que los conozcas. Es una planta de interior y el lugar que elijas para ella debe ser cálido, (unos 20 grados es lo perfecto ) pero con bastante humedad en el ambiente. Situarla de manera que reciba mucha luz y que no sea zona de corrientes de aire. En cuanto al riego hazlo únicamente cuando la tierra esté casi seca y con agua tibia a ser posible. No uses fertilizantes durante su floración, solo cuando acabe esta será el momento propicio para hacerlo.

Mi poisentia del año pasado

Lo que much@s no saben es que la planta puede volver a florecer al año siguiente, por lo que debes mantenerla en completa oscuridad durante al menos 12 horas al día, varias semanas (desde octubre hasta Navidad) pues es durante este periodo cuando podemos abonarlas, pero recordad, sólo hasta que florece.


Este año he andado un poco retrasada con mi poisentia, pero por fin luce en un rincón de mi cocina.
Junto con el acebo, la flor de pascua es una de las más reproducidas artificialmente en Navidad. Las piñas que lucen en esta jaula me las trajo hace muchos años mi marido de Valladolid. Yo las pinté con un aerosol dorado.

En este recorrido de plantas y flores no podía faltar una suculenta. Mi agradecido y precioso «cactus de Navidad».

Cactus de Navidad
El mío lo adquirí hace 2 años y después de esquejarlo para reproducirlo…

… luce espectacular y crecido en mi ventana.

La Schulumbergera o también llamada plumas de santa Teresa o Cactus de Navidad cuando florece lo hace con unas bonitas flores en forma de plumas que pueden ser rojas, blancas o rosas. Riégala de la misma forma que se riega a las suculentas, sólo cuando la tierra esté seca, procura que el agua no tenga mucha cal. Esta planta soporta muy bien la humedad pero no así las temperaturas demasiado bajas.

Este ejemplar es joven pero a medida que envejezca florecerá más.

Es una bonita planta de interior que lucirá preciosa si tienes en cuenta estos detalles. La mía luce lozana en el exterior, al abrigo de una ventana situada en el balcón. Hace días que ha comenzado con la floración y cada día descubro nuevas flores que brotan de un color rosa intenso que me tienen extasiada. De aquí a Navidad estoy segura que lucirá repleta de ellas lo que la conferirá de una belleza excepcional.

Acebo

No podía olvidar al acebo, tan tradicional y absolutamente imprescindible en Navidad. Este arbusto de hoja perenne es tan longevo que puede vivir tranquilamente 100 años. Con sus preciosas bayas rojas y sus hojas de forma ovalada con bordes espinosos nos lo hacen fácilmente reconocible. Pero su uso indiscriminado no solo en adornos navideños sino en la fabricación de muebles y en preparaciones medicinales le han llevado a ser un arbusto protegido por estar en peligro de extinción.

Este precioso acebo luce espectacular en el jardín de Lourdes
Da de comer a los pájaros, a los que les resultan muy sabrosos sus vistosos frutos rojos.
Pequeños ramos de acebo adornan la bonita cocina de Lourdes.
La consecuencia de poseer un acebo majestuoso en su jardín es poder adornar la cocina con pequeños ramos.
Esta corona que luce en la puerta de mi casa está confeccionada con acebo artificial. Resulta un bonito sustituto del natural

Te aseguro que el invierno es mucho más llevadero si tienes la suerte de contar con algunas flores propias de esta estación; los resistentes pensamientos y sus variados colores alegran y adornan en el alfeizar de la ventana de mi cocina en el exterior, al igual que lo hacen las pequeñas y delicadas prímulas en el interior.

Prímulas

Las prímulas con sus bonitas flores de variados colores, florecen en invierno eso si tuviste la previsión de plantar sus semillas en primavera. También puedes adquirirlas en establecimientos del ramo. Sólo necesita un suelo bien abonado, con buen drenaje, sobre todo si la tienes en tiesto. Tenla en semisombra y aunque resulta ideal para el interior en invierno procura que reciba luz. Yo las tengo en mi cocina pues en invierno no lleva bien las heladas, a pesar de que aguanta bien las temperatura bajas.

Mis queridos pensamientos.
Como ya he dejado constancia en otros post son baratos y aguantan impertérritos el frió y la lluvia invernal.

Los pensamientos con su variada gama de colores no dejan de ser una de las mejores opciones si quieres disfrutar de ellos incluso cuando la incipiente primavera despunta. Sólo necesitan luz y algo de abono mientras dura su floración. Si tienes la precaución de retirar las flores marchitas y cortar las puntas de los tallos ellos te recompensarán con nuevos brotes de flores.

Todas las estaciones vienen acompañadas con sus propias flores y el invierno también. Nosotros sólo tenemos la «obligación» de disfrutarlas así que para terminar os dejo una reflexión; la naturaleza ha puesto estos increíbles seres vivos para dulcificar nuestra vida, ¿qué otra cosa podría ser si no? Sólo me queda desearos unas muy felices navidades y que seáis muy felices con o a pesar de ellas. Hasta pronto, un beso.

Se me olvidaba, si tenéis fotos de vuestras flores o plantas navideñas no dejéis de enviármelas que yo estaré feliz de publicarlas.

A SIMPLY LIFE

«Crees que te falta todo, y sólo te faltan unas flores para sobrarte todo.» Antonio Porchia

Esta es una de esas ocasiones en las que las palabras ceden su turno a las imágenes, donde la elocuencia de las flores describe mucho mejor la pasión que tengo por ellas y la necesidad de que estén siempre en mi estancia favorita de la casa, que como todos ya sabéis, es la cocina.

En este incipiente octubre, y con un otoño, que este año ha decidido aquí en el norte, ser generoso con unas suaves temperaturas , ha dado permiso para brotar a algunas despistadas flores, tan sorprendidas como yo. Cada día descubro alguna que otra, para mi regocijo, en un jardín que actualmente se encuentra repleto de alegrías. Se ha convertido en costumbre todos los comienzos de otoño que tomen por asalto cada rincón de mi pequeño jardín. Permanecen a la espera y cuando los días comienzan a decaer, ellas saben que ha llegado por fin su turno y ansiosas, salen por doquier, inundando parterres, tiestos y macetas.

Benditas todas las flores, que pintan de colores todos días de mi vida y me recuerdan que todas estaciones son maravillosas oportunidades para recomenzar de nuevo.

Espero que os gusten mis pequeños bouquets, mudos testigos de mi quehacer diario y con ellos me despido hasta el próximo post, no sin antes dar las gracias a tod@s l@s que tuvisteis la gentileza de pasar por aquí.

RESUMEN DE UN VERANO

«Espero un día encontrar a Dios, porque quiero darle las gracias por las flores» Robert Brault

Este verano que pronto llegará a su fin de forma oficiosa el 1 de septiembre a pesar que todavía faltan más de dos semanas para que oficialmente lo haga el 21 de septiembre me ha dejado un sinfín de imagenes que me van a ayudar a resumir el mío y todo ello gracias a la ayuda de mis queridas flores.

Inusualmente benigno, en el norte hemos tenido pocas lluvias y unas temperaturas cálidas y salvo algún que otro día en el que el sol se ha hecho notar más de lo esperado y de lo que nos tiene acostumbrado, ha dando como resultado un continuo nacimiento de flores, que han alegrado mi cocina y por lo tanto mi quehacer diario en ella.

Sé que much@s de vosotr@s no tenéis instagram o facebook, plataformas a las que he subido a lo largo del verano fotografías de mis flores y como la razón de ser de que yo tenga esas cuentas es el blog en sí, no tiene ningún sentido que no las veáis en este vuestro espacio.

Leer más

LA TERRACITA DE MI COCINA

Mi pequeña cocina cuenta con la ventaja de tener dos entradas de luz, la que me proporcionan una ventana y una puerta. Esta última da a una pequeña terracita que alegra mi día a día. Es increible como un espacio tan pequeño puede darme una gran satisfacción. En un principio, no pude aprovecharla, no por no tener una visión estética de que hacer con ella sino más bien porque las exigencias de una vida familiar y la falta de tiempo que conlleva no me permitieron darle otro uso que el meramente funcional, lo que se tradujo en colocar un tendedero, que perennemente estaba a pleno rendimiento y que ocupaba todo el espacio. Creo haber dejado constancia en otro post (COCINA GRANDE O COCINA PEQUEÑA) que esta pequeña cocina es la que uso diariamente pero sólo desde agosto de 2017.

Leer más

FLORES EN EL CAMINO

«Sólo estás aquí para una breve visita. No te apures, no te preocupes. Y asegúrate de oler las flores a lo largo del camino.» Walter Hagen

Como ya he dejado constancia en casi todos los post de este vuestro blog, las flores, has sido y siguen siendo una constante en mi vida y  es que no puedo concebir una vida sin plantas y por extensión sin flores.

Por eso me gusta tanto esta época, cuando faltan  pocos días para  que la primavera lo sea de una manera oficial y las primeras y tímidas flores aparecen ya sean en la hierba, arbustos y árboles. Y os preguntareis que qué tiene esto que ver con las cocinas. Pues veréis con las demás no sé, pero con  la mía, mucho. Siempre hay flores en ella, siempre, siempre. Me alegran instantáneamente, magia pura, sin artificios. Y Los pequeños ramilletes de flores silvestres me ayudan a continuar con esta costumbre, os puedo asegurar que quedan igual de bonitas y de lucidas.

Dependiendo del tamaño los sitúo en la mesa o al lado de la ventana. Para mí son un regalo que la madre naturaleza nos hace y por eso os animo desde aquí a que probéis hacerlo, cualquier envase sirve (en el post «FLORES EN LA COCINA, os puse varios ejemplos) y para ello no tenéis más que mirar con otros ojos a vuestro alrededor.

Estas flores silvestres adornan sin darse importancia mi mesa de la cocina, llevan varios días y no tienen nada que envidiar a las flores compradas, ¿no os parece?

 Y aquí abajo os dejo un pequeño recopilatorio de todas las flores que  me he ido encontrando en mis paseos, y que nos va dejando pequeñas pinceladas como preludio de lo que nos deparará la primavera cuando por fin alcance su plenitud. Gracias a la maravillosa tecnología de la que no sé si se lo agradecemos lo suficiente, puedo sacar  fotos a estas pequeñas maravillas que la naturaleza nos brinda para nuestro deleite y que la mayoría de las ocasiones nos pasan desapercibidas. Esto podríamos extrapolarlo a esas cosas o momentos de nuestra vida cotidiana, que por estar siempre ahí ya no las valoramos en su justa valía.

Leer más

Página 1 de 2