Cocinas Reales

Cocinas de hoy y de siempre

LA COCINA DE ANGELICA

«Qué bueno vivir el día a día… La vida así nunca cansa…» Mario Quintana

Existen muchos tipos de cocinas, pero como amante de ellas, hecho que no me otorga ningún titulo de especialista, en todo caso como privilegiada observadora, voy a lanzarme al ruedo de las opciones ondeando la bandera de la modestia, para clasificarlas, básicamente en dos tipos; las cocinas bellas por antonomasia, que nos dejan extasiados con su impactante belleza, boquiabiertos en las mayoría de los casos y que nos recrean la vista, cosa muy de agradecer, pues la belleza siempre surte un efecto sedante. Y luego en otro lugar, ni más alto y más bajo, digamos que en diferente estante, están las cocinas hechas a sí mismas, y son estas las que nos recrean el alma, con efecto energizante. No os pondré en la tesitura de tener elegir, no es necesario. El gusto por unas no excluye a las otras, muy al contrario se complementan.

Dicho lo cual, que la cocina de Angelica de @caseiricesdaangel es una belleza, no cabe la menor duda y más, si amas el maximalismo, y aunque parezca una contradicción, está dotada de una sencillez que lleva implícita la idiosincrasia de su dueña, que cree, firmemente que «existe poesía en lo cotidiano», maravilloso pensamiento que suscribo a pies juntillas. Su cocina es fiel reflejo de su rico mundo interior; el gusto por las antigüedades, el amor por la artesanía, los detalles, y la reutilización. Esas «referencias» están en su cocina y dan una clara idea «de quién es y de lo que le gusta». También cree en la «decoración afectiva», donde prima lo emocional, para crear un espacio absolutamente terapéutico. Y lo consigue. Conseguir conectar el pasado con el presente a través de los detalles, el color y donde los recuerdos tienen cabida, todo un arte sin duda. Y para rematar este combo, es una cocina absolutamente funcional con su personal visión del mundo y su toque vintage. ¡gracias Angelica!

COCINA DE ANGEL

Ecléctica y maximalista pero como ella bien dice «no confundas estilo, con acumulación». Esa es la clave de esta cocina colorista y fiel reflejo de sus gustos. «Cuando mi cocina está organizada, limpia y decorada como me gusta, todo parece fluir mejor por el resto de mi vida, es increíble. La cocina es sin duda el corazón de la casa, así es como concibo este ambiente, es en él donde preparamos la comida que nos dará la energía vital que necesitamos para seguir con fuerza en este viaje.» Nada más que añadir querid@s amig@s, solo disfrutar con la elocuencia de las imágenes.

RINCON DE LA MESA

La bella Angelica

«Esta esquina de la cocina es la que más cambia por aquí. A veces en el mismo día cambio el escenario más de una vez. Siempre me estoy moviendo. Me gusta mucho este movimiento y es algo muy natural en mí y se refleja en casa» y por extensión en su cocina. Reflejo de que una cocina está viva, y si está viva, palpita y si palpita es que tiene alma o al menos corazón.

En este post no podía faltar la compañera inseparable de cocina, la bella Amelie, siempre subida en el taburete para observar como Angélica se desenvuelve en ella.
Y por supuesto, las flores.

Me despido una vez más feliz de haber podido mostraros una cocinita tan vital. Feliz porque con cada cocina que publico soy consciente que la generosidad es un don universal y es por eso que doy las gracias a la bella Ángel por haberme permitido asomarme a su cocinita y prestármela para que forme parte de este universo cocina que tanto me apasiona. Gracias una vez más por pasar por aquí, no hace falta decir que la puerta está siempre abierta para vosotr@s en este rincón donde todas las cocinas del mundo tienen su espacio.